Llave partida en una cerradura

La mayoría de las personas, en al menos una circunstancia, han ocasionado la rotura de la llave en el momento de aperturar o cerrar la puerta, donde la llave partida en una cerradura ha generado fuertes jaquecas y hasta gastos increíblemente altos en la adquisición de una nueva cerradura o en la contratación de cerrajeros que puedan solucionar el problema.

Un punto importante que hay que recalcar es que mientras más antigua sea la cerradura y las llaves, existen más probabilidades de que te ocurran estos accidentes. Ahora bien en esta nueva entrega intentaremos ayudarte a solucionar este problema tan desagradable.

Llave partida y la puerta cerrada

Normalmente estos accidentes ocurren con la puerta cerrada, si estás siendo afectado por una llave partida en una cerradura con la puerta cerrada, no debes desesperarte, solo ármate de buena paciencia ya que para solucionar este problema necesitarás de toda la cordura y tranquilidad del mundo.

Para empezar, suponiendo que de la cerradura sobresale una pequeña parte de la llave rota, tendrás que introducir unas gotas de aceite a través de la cerradura para lograr que el pedazo de la llave se resbale con “facilidad”, con la ayuda de una pinza de depilar cejas intenta coger las parte sobresaliente de la llave y halar con mucho cuidado y delicadeza. Es posible que soluciones con este método.

Sin embargo este tipo de problemas, por lo general son muy persistentes, de manera que si el primer método no funcionó, puedes intentar sacar el trozo de llave rota con la ayuda de un imán de buena potencia, trata de hallar la llave.

Ahora bien, sí con los dos métodos anteriormente mencionados no lográis conseguir un resultado favorable, lo mejor es que contrates la ayuda de un cerrajista profesional, pero cuídate que sea uno de confianza para que no te cobre más de lo que realmente vale, además debe ser uno que pueda solucionarte en cuestión de solo algunos minutos.

Si tiene tu casa asegurada, verifica si el seguro cubre este tipo de accidentes, en caso de ser así, entonces no os preocupéis y llama de una vez a la compañía aseguradora para que envíe a un cerrajista profesional con urgencia para que resuelva tu problema en poco tiempo y sigas disfrutando de la comodidad de tu inmueble.

Llave partida y la puerta abierta

Si has contado con la gracia de que la puerta estaba abierta en el momento en que se quedó la llave partida en una cerradura o que alguien desde dentro pudo abrirla, lo más seguro es que te ahorres el costo de un cerrajero. En esta oportunidad tendrás que desmontar el bombín de la cerradura, debes tener mucha paciencia pues esta labor no es nada fácil, en caso de que no sepas cómo retirarlo, sería maravilloso que observes un buen tutorial, en YouTube los hay bien explicados.

Una vez teniendo el bombín en la mano, lo primero que debéis hacer es lubricar con aceite, la parte interna del bombín, luego coloca el lado donde se quedó el trozo de la llave hacia abajo, mientras que por el otro lado, con la ayuda de una aguja, intenta empujar la llave rota, asegúrate de hacer esto con mucho cuidado, si no ocasionaras que el trozo se quede atareado más de lo que está.

En caso de que la técnica anterior no funcione, puedes hacer uso de una maceta y secamente golpear el lado inverso de donde quedo la llave partida, para ver si esta resbala, si ninguno de estos dos métodos funciona, lo mejor sería adquirir un bombín nuevo, no te dará problemas al montarlo porque ya habéis desmontado uno y tendrás el espacio disponible, de esta forma evitaras el costo de un cerrajero.