Partes de una cerradura

Si tienes curiosidad de saber cuáles son las partes de una cerradura, has llegado al portal web indicado, pues acá te las mencionaremos para que adquieras un poco de cultura general que nunca está demás aprender, pues nunca se sabe en qué momento utilizaremos dichos conocimientos.

Además conocer los diferentes componentes que posee una cerradura, te ayudará a resolver en el futuro con mucha más facilidad cualquier problema que se presente con tu cerradura, de manera que podrás buscar determinadas piezas en el mercado con mucha más facilidad.

Aun cuando hablar de cerraduras es un tema que parece nunca acabar, nosotros procuraremos mencionarte las partes de una cerradura brevemente, para que solo dediques, máximo 5 minutos a esta lectura y puedas adquirir un buen conocimiento en poco tiempo.

Tipos de cerraduras

Antes de mencionarte los componentes de una cerradura, queremos hacerte conocedor de los tipos de cerraduras que existen actualmente en el mercado, sin embargo no hablaremos de los tipos de cerraduras según su materiales, sino más bien de forma de instalar, las cuales son solo dos y son las embutidas y las de sobreponer.

Las cerraduras embutidas o mejor conocidas como cerraduras de empotrar son las cerraduras más utilizadas en las puertas de las viviendas y es porque su instalación e muy discreta, es decir, la gran parte del cuerpo de estas cerraduras queda anclada en la parte interna de la puerta, quedando solo al descubierto la parte donde se debe introducir la llave para abrir o cerrar dicha cerradura. Son muy seguras aunque este factor depende del modelo que elijas.

Las cerraduras de sobreponer, tal cual como su nombre lo indica, son cerraduras que se caracterizan por colocarse en la superficie de la puerta, aunque en los tiempos de antaño estas cerraduras eran muy utilizadas, hoy en día son pocas las personas que optan por este tipo, esto se debe a que la poca seguridad que brindan ya que todo su cuerpo queda totalmente a la vista permitiendo que un ladrón pueda manipularla a su antojo y pueda robar la casa.

Ya que estamos hablando de dispositivos de seguridad que se colocan sobre la puerta, es importante otorgarle un espacio a los cerrojos, estos son diferente que las cerraduras y por eso no debe confundirse, a diferencia de las cerraduras de sobreponer, estos suelen ser muy seguros ya que cuentan con barras o cilindros metálicos que pueden brindar un buen nivel de seguridad aunque esto también depende del modelo que se escoja.

La cerradura y sus partes

Ahora sí llegó el momento de enterarnos de las partes de una cerradura, acompáñanos a continuación y entérate de qué está compuesta una cerradura:

  • Parte frontal: La parte frontal de una cerradura es la que podemos observar con toda facilidad ya que queda totalmente expuesta, cuenta con una serie de tornillos que son los que permiten sujetar firmemente el bombín en la cerradura, y otros que se encargan de anclar dicha cerradura a la puerta.
  • El resbalón: Es la pieza que entra y sale de la cerradura en el momento que accionamos la manivela o que introducimos la llave para abrir o cerrar la puerta, gracias a su fácil sistema de contracción podemos abrir o cerrar la puerta con sencillez.
  • Cerradero: esta pieza es en donde se encuentra oculto el resbalón y otras piezas como los bulones, es la placa metálica que está sujeta a la cerradura.
  • Bombín: Esta pieza también puede llamarse con otro nombre como bombillo o cilindro, sea como sea que decidas llamarlo en el mercado te entenderán así que no tendrás problemas a la hora de adquirir uno. Esta pieza es una de las partes de la cerradura que cuenta con una importancia increíble.

    No es para menos, pues se trata de la pieza en donde introducimos la llave para abrir o cerrar la puerta, gracias a su fácil accionamiento a través de la llave podemos asegurar menos o más la integridad de nuestra casa. En el mercado existe una cantidad interminable de modelos, marcas y con diferente grado de seguridad. En muchas oportunidades esta será la pieza que más remplaces en tu vivienda o local, de manera que no tendrás que hacer mucho gasto en la adquisición de una cerradura nueva sino que se reducirá el gasto en solo adquirir un cilindro nuevo.

  • Bulones: en muchos lugares esta pieza también se conoce como paletón, este componente de la cerradura es el que permitirá aumentar la seguridad de la casa, se encuentra en la parte interna de la caja y se acciona solo con el uso de las llaves.

    Según el modelo de la cerradura, esta podrá contar con una cantidad diferente de bulones la cual la seguridad aumenta o disminuye según esta cantidad. Las cerraduras más simples cuentan con por lo menos un bulón, sin embargo existen cerraduras que cuentan con 3 o 5 bulones siendo mucho más seguras y existen otro tipos de cerraduras de seguridad que pueden contar con hasta 8 paletones.

  • Pomo o manilla: Esta es la pieza que nos permite, por medio de su accionamiento, abrir o cerrar la puerta, también es conocida como manivela.
  • Bocallave: Es una pieza que solo se encuentra en cerraduras que no cuentan con un cilindro o bombin, digamos que como un sustituto de bombín pero igual permite la apertura y cierre de la cerradura a través de una llave.

Tipos de llaves

A La hora de hablar de cerraduras, no podemos mencionar solo las partes de una cerradura, sino que también es importante conocer los diferentes tipos de llaves y eso es lo que vamos a hacer en este momento, te daremos a conocer los tipos de llaves más comunes que circulan en el mercado.

  • Llaves clásicas: Este tipo de llaves dejaron de usar hace mucho tiempo, sin embargo existe una diminuta población que aún hace uso de estas llaves. Se trata de llaves muy grandes de esas que se usaban en las puertas de los castillos o de las antiguas iglesias y son muy incómodas de llevar y pesan.
  • Llaves de serretas: también conocidas como llaves de sierra, y son las más utilizadas a nivel mundial en negocios, viviendas, edificios, entre otros. Cuenta con un borde dentado que se moldea según la codificación mecánica de la cerradura, son moldeadas totalmente diferente, de manera que una llave de una cerradura no pueda abrir otra cerradura.
  • Llave de pompa: Se caracteriza por ser una llave en forma de paleta y que está moldeada en ambos lados.
  • Llave de seguridad: Este tipo de llaves es utilizada mucho en puertas con blindaje o blindadas, su modelo es sencillo pero están moldeadas para aportar buena seguridad. Se diferencia por contar con bordes rectos y hendiduras, son muy comunes por lo que es posibles que en tu llavero tengas unas de estas.
  • Llaves de paletón o paleta: Estas son un tipo de llaves especiales que solo se usan en las cerraduras de gorja o borja que son las cerraduras que se utilizan en las puertas acorazadas. Se trata de una llave que cuenta con un diente que sale en un lateral y en el medio tiene una espiga cilíndrica.
  • Llaves cruciformes: Son llaves un poco largas que cuentan con una espiga cilíndrica en el medio y dientes en los laterales, son llamadas cruciformes porque su forma es parecida a la de una cruz.

Estas son las llaves de sistemas mecánicos más conocidas en el mercado, sin embargo existen otras como las llaves incopiables, y están varían según la compañía que las fabrique. En cuanto a las llaves electrónicas ya estas se caracterizan por ser compatibles con sistemas de seguridad digital, como huellas dactilar, escáner de iris, entre otras.