Partes de una cerradura

Si tienes curiosidad de saber cuáles son las partes de una cerradura, has llegado al portal web indicado, pues acá te las mencionaremos para que adquieras un poco de cultura general que nunca está demás aprender, pues nunca se sabe en qué momento utilizaremos dichos conocimientos.

Además conocer los diferentes componentes que posee una cerradura, te ayudará a resolver en el futuro con mucha más facilidad cualquier problema que se presente con tu cerradura, de manera que podrás buscar determinadas piezas en el mercado con mucha más facilidad.

Aun cuando hablar de cerraduras es un tema que parece nunca acabar, nosotros procuraremos mencionarte las partes de una cerradura brevemente, para que solo dediques, máximo 5 minutos a esta lectura y puedas adquirir un buen conocimiento en poco tiempo.

Tipos de cerraduras

Antes de mencionarte los componentes de una cerradura, queremos hacerte conocedor de los tipos de cerraduras que existen actualmente en el mercado, sin embargo no hablaremos de los tipos de cerraduras según su materiales, sino más bien de forma de instalar, las cuales son solo dos y son las embutidas y las de sobreponer.

Las cerraduras embutidas o mejor conocidas como cerraduras de empotrar son las cerraduras más utilizadas en las puertas de las viviendas y es porque su instalación e muy discreta, es decir, la gran parte del cuerpo de estas cerraduras queda anclada en la parte interna de la puerta, quedando solo al descubierto la parte donde se debe introducir la llave para abrir o cerrar dicha cerradura. Son muy seguras aunque este factor depende del modelo que elijas.

Las cerraduras de sobreponer, tal cual como su nombre lo indica, son cerraduras que se caracterizan por colocarse en la superficie de la puerta, aunque en los tiempos de antaño estas cerraduras eran muy utilizadas, hoy en día son pocas las personas que optan por este tipo, esto se debe a que la poca seguridad que brindan ya que todo su cuerpo queda totalmente a la vista permitiendo que un ladrón pueda manipularla a su antojo y pueda robar la casa.

Ya que estamos hablando de dispositivos de seguridad que se colocan sobre la puerta, es importante otorgarle un espacio a los cerrojos, estos son diferente que las cerraduras y por eso no debe confundirse, a diferencia de las cerraduras de sobreponer, estos suelen ser muy seguros ya que cuentan con barras o cilindros metálicos que pueden brindar un buen nivel de seguridad aunque esto también depende del modelo que se escoja.

La cerradura y sus partes

Ahora sí llegó el momento de enterarnos de las partes de una cerradura, acompáñanos a continuación y entérate de qué está compuesta una cerradura:

  • Parte frontal: La parte frontal de una cerradura es la que podemos observar con toda facilidad ya que queda totalmente expuesta, cuenta con una serie de tornillos que son los que permiten sujetar firmemente el bombín en la cerradura, y otros que se encargan de anclar dicha cerradura a la puerta.
  • El resbalón: Es la pieza que entra y sale de la cerradura en el momento que accionamos la manivela o que introducimos la llave para abrir o cerrar la puerta, gracias a su fácil sistema de contracción podemos abrir o cerrar la puerta con sencillez.
  • Cerradero: esta pieza es en donde se encuentra oculto el resbalón y otras piezas como los bulones, es la placa metálica que está sujeta a la cerradura.
  • Bombín: Esta pieza también puede llamarse con otro nombre como bombillo o cilindro, sea como sea que decidas llamarlo en el mercado te entenderán así que no tendrás problemas a la hora de adquirir uno. Esta pieza es una de las partes de la cerradura que cuenta con una importancia increíble.

    No es para menos, pues se trata de la pieza en donde introducimos la llave para abrir o cerrar la puerta, gracias a su fácil accionamiento a través de la llave podemos asegurar menos o más la integridad de nuestra casa. En el mercado existe una cantidad interminable de modelos, marcas y con diferente grado de seguridad. En muchas oportunidades esta será la pieza que más remplaces en tu vivienda o local, de manera que no tendrás que hacer mucho gasto en la adquisición de una cerradura nueva sino que se reducirá el gasto en solo adquirir un cilindro nuevo.

  • Bulones: en muchos lugares esta pieza también se conoce como paletón, este componente de la cerradura es el que permitirá aumentar la seguridad de la casa, se encuentra en la parte interna de la caja y se acciona solo con el uso de las llaves.

    Según el modelo de la cerradura, esta podrá contar con una cantidad diferente de bulones la cual la seguridad aumenta o disminuye según esta cantidad. Las cerraduras más simples cuentan con por lo menos un bulón, sin embargo existen cerraduras que cuentan con 3 o 5 bulones siendo mucho más seguras y existen otro tipos de cerraduras de seguridad que pueden contar con hasta 8 paletones.

  • Pomo o manilla: Esta es la pieza que nos permite, por medio de su accionamiento, abrir o cerrar la puerta, también es conocida como manivela.
  • Bocallave: Es una pieza que solo se encuentra en cerraduras que no cuentan con un cilindro o bombin, digamos que como un sustituto de bombín pero igual permite la apertura y cierre de la cerradura a través de una llave.

Tipos de llaves

A La hora de hablar de cerraduras, no podemos mencionar solo las partes de una cerradura, sino que también es importante conocer los diferentes tipos de llaves y eso es lo que vamos a hacer en este momento, te daremos a conocer los tipos de llaves más comunes que circulan en el mercado.

  • Llaves clásicas: Este tipo de llaves dejaron de usar hace mucho tiempo, sin embargo existe una diminuta población que aún hace uso de estas llaves. Se trata de llaves muy grandes de esas que se usaban en las puertas de los castillos o de las antiguas iglesias y son muy incómodas de llevar y pesan.
  • Llaves de serretas: también conocidas como llaves de sierra, y son las más utilizadas a nivel mundial en negocios, viviendas, edificios, entre otros. Cuenta con un borde dentado que se moldea según la codificación mecánica de la cerradura, son moldeadas totalmente diferente, de manera que una llave de una cerradura no pueda abrir otra cerradura.
  • Llave de pompa: Se caracteriza por ser una llave en forma de paleta y que está moldeada en ambos lados.
  • Llave de seguridad: Este tipo de llaves es utilizada mucho en puertas con blindaje o blindadas, su modelo es sencillo pero están moldeadas para aportar buena seguridad. Se diferencia por contar con bordes rectos y hendiduras, son muy comunes por lo que es posibles que en tu llavero tengas unas de estas.
  • Llaves de paletón o paleta: Estas son un tipo de llaves especiales que solo se usan en las cerraduras de gorja o borja que son las cerraduras que se utilizan en las puertas acorazadas. Se trata de una llave que cuenta con un diente que sale en un lateral y en el medio tiene una espiga cilíndrica.
  • Llaves cruciformes: Son llaves un poco largas que cuentan con una espiga cilíndrica en el medio y dientes en los laterales, son llamadas cruciformes porque su forma es parecida a la de una cruz.

Estas son las llaves de sistemas mecánicos más conocidas en el mercado, sin embargo existen otras como las llaves incopiables, y están varían según la compañía que las fabrique. En cuanto a las llaves electrónicas ya estas se caracterizan por ser compatibles con sistemas de seguridad digital, como huellas dactilar, escáner de iris, entre otras.

Mirilla digital

Desde que la tecnología se hizo más inmersiva y necesaria para nuestras vidas, nos fuimos adaptando a una vida mucho más cómoda y es que hasta para mirar quien está afuera de la casa tocando el timbre, no es necesario levantarse del sofá o dejar de estar haciendo los quehaceres, pues con una mirilla digital que hayas instalado en tu hogar podrás enterarte de quien toca sin necesidad de observar por la mirilla tradicional.

Una mirilla digital es un dispositivo electrónico que nos permite observar hacia el otro lado de la puerta a través de una pantalla que podemos llevar encima o dejarla en un lugar de la casa en caso de que nos moleste un poco portar dicho dispositivos.

Ventajas de una mirilla digital

Estos dispositivos digitales aportan muy buenos beneficios para facilitar nuestra vida, por eso cada vez son más las personas que apuestan por estas mirillas electrónicas. A continuación mencionaremos las ventajas de estos dispositivos:

  • Fácil instalación: para instalar una mirilla digital no es necesario pagarle a alguien ni mucho menos requiere de obras, solo con 5 minutos de dedicación podrás instalarla tú mismo.
  • Discreción: estos dispositivos otorgan una discreción increíble, ya que el ojo visor podrás instalarlo en el mismo lugar donde está la mirilla tradicional, de esta manera, la persona que está del otro lado de la puerta no se dará cuenta si está siendo o no observada.
  • Seguridad: una ventaja de usar uno de estos dispositivos que aportan un buen sistema de seguridad, ya que puede tomar imágenes e incluso, en algunos modelos, puedes grabar videos y almacenarlos en un ordenador o Smartphone, por lo que si en alguna oportunidad un ladrón intenta abrir la puerta, puedes grabarlo para que luego se atrapado por la policía.

    No importa si es de noche, pues estas mirillas cuentan con visión nocturna, además su amplia nitidez y ángulo de enfoque permite tomar imágenes mucho más nítidas tanto en el día como en la noche.

  • Comodidad: quizás esta sea la razón por la que cada vez son más las personas que prefieren este tipo de “ventanillas”, pues las mirillas digitales otorgan mucha comodidad, como mencionamos anteriormente, estos dispositivos permiten observar a cualquier cosas o persona que está del otro lado de la puerta sin necesidad de que tengamos que movernos, solo basta con apretar un botón y listo.

    Además si se tienes homologada con una App en el celular o en el ordenador, podrás enterarte de quién está en la puerta de tu hogar incluso si estás en el trabajo.

Instalación de una mirilla digital

Ya os mencionamos que la instalación de este dispositivo electrónico es súper fácil, no es necesario la implementación de obras ni la intervención de un técnico especialista y para demostrarte que su instalación es sencilla, vamos a ayudarte a instalarlo con una serie de pasos que vamos a mencionar a continuación:

Para comenzar, deshaste de la mirilla tradicional que se encuentra en tu puerta pues la vamos a sustituir por la nueva, para ello puedes usar el kit que viene en la caja de la mirilla digital de esta manera lograrás quitar la antigua ventanilla de una forma fácil. Cabe destacar que no todas vienen con el kit, de todas maneras puedes hacer uso de un destornillador plano, pero asegúrate de quitarla con cuidado para que no termines dañando la puerta.

Para sacar la mirilla tradicional solo necesitas de un poco de paciencia, la vas a sacar un poco y mientras sostienes por el lado exterior, por el lado inferior la vas desenroscando, la delicadeza es fundamental para realizar este trabajo sin necesidad de ocasionar daños a la puerta.

Una vez desinstalada la ventanilla tradicional, procederemos a instalar la mirilla digital, para lograrlo debemos pasar la banda de imagen desde la parte interna hasta la parte externa, poco a poco hasta que quede totalmente introducida, asegúrate de antes de haber adquirido una mirilla electrónica, esta cuente con las dimensiones necesarias para que quede bien fijada en tu puerta, de manera que no quede muy chica o que sobresalga por ninguno de los dos lados. Luego que la hayas introducido en tu puerta y haya quedado bien cuadrada, es momento de apretar para que quede bien sujeta, si te guías por el libro que viene en la caja podrás hacer esta función sin ningún problema.

Ya instalado el visor de imágenes en la puerta lo que queda es colocar las baterías al monitor y realizar las pruebas pertinente para ver si funciona o no. Para realizar las pruebas solo debes presionar el botón de encendido que se encuentra en la pantalla. Según el modelo que hayas escogido podrás llevarlo encima, mientras esté dentro del hogar, o dejarla fija en alguna parte de la casa, si haces uso de una App podrás visualizar quién está en la puerta de tu hogar desde cualquier parte donde te encuentres.

Un punto importante que debes tener en cuenta antes de comprar la mirilla digital, es que venga en una caja sellada de esta manera te aseguras que esté nueva y que venga con el libro de instrucciones, además debes asegurarte que las dimensiones del visor digital concuerden con la mirilla tradicional que tienes en tu puerta para evitar realizar trabajos extras, la ciencia es que la instalación de este dispositivo sea sencilla y que no te tome más de 5 minutos en hacerla.

Costo de una mirilla digital

El costo de estos dispositivos no es elevado, aun cuando el precio varía según las cualidades que tenga, el modelo más costoso es sin duda muy asequible, por ejemplo un modelo simple puedes conseguirlo fácilmente a un costo de unos 35 a 50 euros. Para un modelo con pantalla más grande y mejor nitidez de imagen, el costo oscila entre los 80 a 120 euros, finalmente para una mirilla digital con capacidad de grabación de vídeo el costo sería de unos 170 a 240 euros.

Lo que sí debes tener en cuenta a la hora de escoger una, es que sea de baterías recargables, pues aun cuando sus baterías duraran por mucho tiempo, coger un modelo que cuente con la capacidad de recargar las baterías te evitará gastar más dinero en el momento en que estas agoten su energía, pues solo tendrás que recargarla y seguirá funcionando con normalidad.

Llave partida en una cerradura

La mayoría de las personas, en al menos una circunstancia, han ocasionado la rotura de la llave en el momento de aperturar o cerrar la puerta, donde la llave partida en una cerradura ha generado fuertes jaquecas y hasta gastos increíblemente altos en la adquisición de una nueva cerradura o en la contratación de cerrajeros que puedan solucionar el problema.

Un punto importante que hay que recalcar es que mientras más antigua sea la cerradura y las llaves, existen más probabilidades de que te ocurran estos accidentes. Ahora bien en esta nueva entrega intentaremos ayudarte a solucionar este problema tan desagradable.

Llave partida y la puerta cerrada

Normalmente estos accidentes ocurren con la puerta cerrada, si estás siendo afectado por una llave partida en una cerradura con la puerta cerrada, no debes desesperarte, solo ármate de buena paciencia ya que para solucionar este problema necesitarás de toda la cordura y tranquilidad del mundo.

Para empezar, suponiendo que de la cerradura sobresale una pequeña parte de la llave rota, tendrás que introducir unas gotas de aceite a través de la cerradura para lograr que el pedazo de la llave se resbale con “facilidad”, con la ayuda de una pinza de depilar cejas intenta coger las parte sobresaliente de la llave y halar con mucho cuidado y delicadeza. Es posible que soluciones con este método.

Sin embargo este tipo de problemas, por lo general son muy persistentes, de manera que si el primer método no funcionó, puedes intentar sacar el trozo de llave rota con la ayuda de un imán de buena potencia, trata de hallar la llave.

Ahora bien, sí con los dos métodos anteriormente mencionados no lográis conseguir un resultado favorable, lo mejor es que contrates la ayuda de un cerrajista profesional, pero cuídate que sea uno de confianza para que no te cobre más de lo que realmente vale, además debe ser uno que pueda solucionarte en cuestión de solo algunos minutos.

Si tiene tu casa asegurada, verifica si el seguro cubre este tipo de accidentes, en caso de ser así, entonces no os preocupéis y llama de una vez a la compañía aseguradora para que envíe a un cerrajista profesional con urgencia para que resuelva tu problema en poco tiempo y sigas disfrutando de la comodidad de tu inmueble.

Llave partida y la puerta abierta

Si has contado con la gracia de que la puerta estaba abierta en el momento en que se quedó la llave partida en una cerradura o que alguien desde dentro pudo abrirla, lo más seguro es que te ahorres el costo de un cerrajero. En esta oportunidad tendrás que desmontar el bombín de la cerradura, debes tener mucha paciencia pues esta labor no es nada fácil, en caso de que no sepas cómo retirarlo, sería maravilloso que observes un buen tutorial, en YouTube los hay bien explicados.

Una vez teniendo el bombín en la mano, lo primero que debéis hacer es lubricar con aceite, la parte interna del bombín, luego coloca el lado donde se quedó el trozo de la llave hacia abajo, mientras que por el otro lado, con la ayuda de una aguja, intenta empujar la llave rota, asegúrate de hacer esto con mucho cuidado, si no ocasionaras que el trozo se quede atareado más de lo que está.

En caso de que la técnica anterior no funcione, puedes hacer uso de una maceta y secamente golpear el lado inverso de donde quedo la llave partida, para ver si esta resbala, si ninguno de estos dos métodos funciona, lo mejor sería adquirir un bombín nuevo, no te dará problemas al montarlo porque ya habéis desmontado uno y tendrás el espacio disponible, de esta forma evitaras el costo de un cerrajero.

La cerrajería y su evolución

Cuando hablamos de la cerrajería es importante no solamente conocer las cerraduras más emblemáticas, sino que también es vital conocer su evolución e importancia que ha aportado a la humanidad en el transcurso de la historia hasta nuestros días actuales.

Antes de entrar en materia histórica vamos a definir brevemente el concepto de cerrajería solo para afianzar y ampliar el conocimiento acerca de esta profesión. La cerrajería es considerada una rama de la herrería y se trata de una profesión que se encarga de la reparación, mantenimiento e instalación de las cerraduras para que estas estén en óptimas condiciones y puedan brindar un buen nivel de seguridad a los muebles e inmuebles de las personas.

Desde que robar se hizo una profesión muy lucrativa, la humanidad empezó a buscar la forma de proteger su bienes, he de allí que surge la necesidad de una nueva profesión llamada cerrajería la cual ha evolucionado a medida que las habilidades de los ladrones se hacen cada vez más avanzadas. Por eso la cerrajería es un oficio de suma importancia que tiene como fin proteger tanto los bienes como la vida de una familia o persona.

Historia de la cerrajería

Antes de que surgiera la profesión de cerrajería, a esta se le llamaba herrería, y consiste en la realización de piezas que encajaran en las puertas y protegieran las viviendas de ladrones e invasores. Al principio las personas que podían hacerse de estas cerraduras eran las personas ricas y dependiendo de un modelo u otro se definía el status de dicha clase social, es decir que dependiendo de la cerradura, se definió para aquel tiempo, que tan adinerada era una familia o persona.

La palabra cerradura proviene del latín serrare que en términos simples se define como cerrar, sin embargo esta palabra ha venido evolucionando con el transcurso del tiempo. Ahora bien a ciencia cierta no se conoce en qué momento de la historia fueron creadas las cerraduras, sin embargo se especula que estas hayan tenido su origen en la comunidad china o egipcia, ya que según unos estudios, los chinos y egipcios fueron los primeros en hacer uso de estos componentes de seguridad.

En el transcurso de algunos años, las cerraduras se fueron expandiendo con rapidez a otras naciones y culturas como Siria y Grecia, en donde estos dispositivos empezaron a evolucionar considerablemente y de esta manera conseguir que las cerraduras ofrecieran, cada vez, más seguridad a las pertenencias y viviendas de las personas.

Para entonces se fabricaban de dos materiales diferentes que eran unas de madera y otras de hierro y metales preciosos. Obviamente que las de metales preciosos y hierro estaban destinadas a las personas más ricas de la época (reyes y pertenecientes a la realeza), pues estas otorgaban mejor seguridad y además seguía definiendo el status social. Mientras que las cerraduras de madera eran adquiridas y utilizadas por los más pobres, brindaban menos seguridad pero permitía resguardar de cierta forma las pocas pertenencias de esta clase social.

Las cerraduras continuaban expandiéndose, pero empiezan a ser mucho más seguras cuando, esta tecnología cayó en mano de los romanos, ya que esto se encargaron de rediseñar o reinventar las cerraduras para que pudieran ofrecer un mejor sistema de seguridad y de esta manera pudiera proteger de una mejor forma las pertenencias de ellos. Los romanos fueron los encargados en inventar la vuelta de llaves y para entonces era una técnica de alta seguridad.

Llega la edad media y la cerradura continúa con su evolución, para entonces la distinción de clase social estaba más disparada, de manera que ya las cerraduras no solamente eran diseñadas para brindar seguridad sino que se hacían de diferentes tamaños y diseños para distinguir el poder económico, pues mientras esta era más grande, mejor diseñadas y de mejores materiales como oro y plata, significaba que esa familia tenía menos o más poder económico. Es en esta época es que llega el pestillo.

Figuras y fechas importantes de la cerrajería y su evolución

En el año 1778 es inventada la cerradura de doble vaso por Robert Barron, este invento fue un trampolín para desarrollar cerraduras con mejor sistema de seguridad, desde entonces las cerraduras cogen un rumbo de desarrollo interesante. Era la primera vez que se veía que el perno de una cerradura era extraíble solo por la llave correcta.

En el año 1784, José Bramah inventa la cerradura de resorte, para entonces representaba un buen sistema de seguridad, de hecho durante 60 años no existió ningún mortal que pudiera burlar la seguridad de esta cerradura, hasta que Alfred Charles consigue abrirla sin la necesidad de la llave y demuestra que ya no son seguras. Sin embargo la cerrajería no dejó de evolucionar, pues en el año de 1818 Jeremiah Chubb inventó la cerradura con detector.

En el año 1848 llega la cerradura del vaso de perno fabricada por Linus Yale, esta cerradura consigue identificar las llaves a través de pequeños tubos que lleva por dentro, unos años más tarde el hijo de este inventor mejora la cerradura y sus llaves haciéndolas más pequeñas para que las llaves sean mucho más fácil de llevar y de igual forma modificó el modelo de las llaves haciéndola panas y con borde serranos,  estas son las bases de las llaves mecánicas actuales.

Por otro lado, en el año 1857,  James Sargent presenta su nueva cerradura de llave cambiable, la cual fue utilizada en gran manera en la época, a tal punto que está cerradura sirvió como base para la cerradura del tiempo creada en el año 1873, se trataba de una cerradura que disponía de un tiempo para que su propietario la abriera a través de la llave, transcurrido este tiempo si no se abría, la cerradura procede a cerrarse nuevamente.

Llega el siglo XX y comienza una nueva era para la historia de la cerrajería, su evolución empieza a ser más interesante, pues en el año 1916, Samuel Segal inventa las cerraduras Jemmy prueba, estas cerraduras permitían, por primera vez, cerrarse desde la parte inferior, de esta manera evitaba que los ladrones ingresaran a la propiedad por las noches cuando estaba dormido el dueño de la casa.

Harry Soref, una persona que investigó y aportó mucho en la evolución de la cerrajería presenta, en el año 1921 la cerradura Master Lock Company una cerradura que aportaba un buen sistema de seguridad, luego, tres años más tarde, en el año de 1924 realiza mejoras importantísimas a los cerrojos y cerraduras para hacerlos mucho más seguras.

Cerrajeros en la actualidad

La cerrajería ha evolucionado a tal punto que hoy en día ya se están utilizando cerraduras con llave digital, y tal parece que ahora es cuanto más tiempo van a durar en la tierra para seguir brindando la mejor seguridad posible a la humanidad.

Si bien los cerrajeros ya no cuentan con tanta responsabilidad, como en los tiempos antiguos, estos siguen siendo muy importantes en el aspecto de seguridad y cuidados de bienes que otorgan los dispositivos de cerrado a sus usuarios y propietarios.

Los cerrajeros están capacitados para abrir cualquier cerradura de viviendas, edificios, coches y demás cosas y lugares. Además pueden reparar con facilidad cualquier componente de seguridad como cerraduras, candados, cerrojos, entre otros.

Por otro lado, están capacitados para duplicar casi que cualquier llave, decimos que casi cualquier llave porque hoy en día existen cerraduras con llave incopiables las cuales solo pueden ser duplicadas por la compañía que fabrica dicha cerradura. Pero pueden ayudarte en muchas ocasiones.