La cerrajería y su evolución

Cuando hablamos de la cerrajería es importante no solamente conocer las cerraduras más emblemáticas, sino que también es vital conocer su evolución e importancia que ha aportado a la humanidad en el transcurso de la historia hasta nuestros días actuales.

Antes de entrar en materia histórica vamos a definir brevemente el concepto de cerrajería solo para afianzar y ampliar el conocimiento acerca de esta profesión. La cerrajería es considerada una rama de la herrería y se trata de una profesión que se encarga de la reparación, mantenimiento e instalación de las cerraduras para que estas estén en óptimas condiciones y puedan brindar un buen nivel de seguridad a los muebles e inmuebles de las personas.

Desde que robar se hizo una profesión muy lucrativa, la humanidad empezó a buscar la forma de proteger su bienes, he de allí que surge la necesidad de una nueva profesión llamada cerrajería la cual ha evolucionado a medida que las habilidades de los ladrones se hacen cada vez más avanzadas. Por eso la cerrajería es un oficio de suma importancia que tiene como fin proteger tanto los bienes como la vida de una familia o persona.

Historia de la cerrajería

Antes de que surgiera la profesión de cerrajería, a esta se le llamaba herrería, y consiste en la realización de piezas que encajaran en las puertas y protegieran las viviendas de ladrones e invasores. Al principio las personas que podían hacerse de estas cerraduras eran las personas ricas y dependiendo de un modelo u otro se definía el status de dicha clase social, es decir que dependiendo de la cerradura, se definió para aquel tiempo, que tan adinerada era una familia o persona.

La palabra cerradura proviene del latín serrare que en términos simples se define como cerrar, sin embargo esta palabra ha venido evolucionando con el transcurso del tiempo. Ahora bien a ciencia cierta no se conoce en qué momento de la historia fueron creadas las cerraduras, sin embargo se especula que estas hayan tenido su origen en la comunidad china o egipcia, ya que según unos estudios, los chinos y egipcios fueron los primeros en hacer uso de estos componentes de seguridad.

En el transcurso de algunos años, las cerraduras se fueron expandiendo con rapidez a otras naciones y culturas como Siria y Grecia, en donde estos dispositivos empezaron a evolucionar considerablemente y de esta manera conseguir que las cerraduras ofrecieran, cada vez, más seguridad a las pertenencias y viviendas de las personas.

Para entonces se fabricaban de dos materiales diferentes que eran unas de madera y otras de hierro y metales preciosos. Obviamente que las de metales preciosos y hierro estaban destinadas a las personas más ricas de la época (reyes y pertenecientes a la realeza), pues estas otorgaban mejor seguridad y además seguía definiendo el status social. Mientras que las cerraduras de madera eran adquiridas y utilizadas por los más pobres, brindaban menos seguridad pero permitía resguardar de cierta forma las pocas pertenencias de esta clase social.

Las cerraduras continuaban expandiéndose, pero empiezan a ser mucho más seguras cuando, esta tecnología cayó en mano de los romanos, ya que esto se encargaron de rediseñar o reinventar las cerraduras para que pudieran ofrecer un mejor sistema de seguridad y de esta manera pudiera proteger de una mejor forma las pertenencias de ellos. Los romanos fueron los encargados en inventar la vuelta de llaves y para entonces era una técnica de alta seguridad.

Llega la edad media y la cerradura continúa con su evolución, para entonces la distinción de clase social estaba más disparada, de manera que ya las cerraduras no solamente eran diseñadas para brindar seguridad sino que se hacían de diferentes tamaños y diseños para distinguir el poder económico, pues mientras esta era más grande, mejor diseñadas y de mejores materiales como oro y plata, significaba que esa familia tenía menos o más poder económico. Es en esta época es que llega el pestillo.

Figuras y fechas importantes de la cerrajería y su evolución

En el año 1778 es inventada la cerradura de doble vaso por Robert Barron, este invento fue un trampolín para desarrollar cerraduras con mejor sistema de seguridad, desde entonces las cerraduras cogen un rumbo de desarrollo interesante. Era la primera vez que se veía que el perno de una cerradura era extraíble solo por la llave correcta.

En el año 1784, José Bramah inventa la cerradura de resorte, para entonces representaba un buen sistema de seguridad, de hecho durante 60 años no existió ningún mortal que pudiera burlar la seguridad de esta cerradura, hasta que Alfred Charles consigue abrirla sin la necesidad de la llave y demuestra que ya no son seguras. Sin embargo la cerrajería no dejó de evolucionar, pues en el año de 1818 Jeremiah Chubb inventó la cerradura con detector.

En el año 1848 llega la cerradura del vaso de perno fabricada por Linus Yale, esta cerradura consigue identificar las llaves a través de pequeños tubos que lleva por dentro, unos años más tarde el hijo de este inventor mejora la cerradura y sus llaves haciéndolas más pequeñas para que las llaves sean mucho más fácil de llevar y de igual forma modificó el modelo de las llaves haciéndola panas y con borde serranos,  estas son las bases de las llaves mecánicas actuales.

Por otro lado, en el año 1857,  James Sargent presenta su nueva cerradura de llave cambiable, la cual fue utilizada en gran manera en la época, a tal punto que está cerradura sirvió como base para la cerradura del tiempo creada en el año 1873, se trataba de una cerradura que disponía de un tiempo para que su propietario la abriera a través de la llave, transcurrido este tiempo si no se abría, la cerradura procede a cerrarse nuevamente.

Llega el siglo XX y comienza una nueva era para la historia de la cerrajería, su evolución empieza a ser más interesante, pues en el año 1916, Samuel Segal inventa las cerraduras Jemmy prueba, estas cerraduras permitían, por primera vez, cerrarse desde la parte inferior, de esta manera evitaba que los ladrones ingresaran a la propiedad por las noches cuando estaba dormido el dueño de la casa.

Harry Soref, una persona que investigó y aportó mucho en la evolución de la cerrajería presenta, en el año 1921 la cerradura Master Lock Company una cerradura que aportaba un buen sistema de seguridad, luego, tres años más tarde, en el año de 1924 realiza mejoras importantísimas a los cerrojos y cerraduras para hacerlos mucho más seguras.

Cerrajeros en la actualidad

La cerrajería ha evolucionado a tal punto que hoy en día ya se están utilizando cerraduras con llave digital, y tal parece que ahora es cuanto más tiempo van a durar en la tierra para seguir brindando la mejor seguridad posible a la humanidad.

Si bien los cerrajeros ya no cuentan con tanta responsabilidad, como en los tiempos antiguos, estos siguen siendo muy importantes en el aspecto de seguridad y cuidados de bienes que otorgan los dispositivos de cerrado a sus usuarios y propietarios.

Los cerrajeros están capacitados para abrir cualquier cerradura de viviendas, edificios, coches y demás cosas y lugares. Además pueden reparar con facilidad cualquier componente de seguridad como cerraduras, candados, cerrojos, entre otros.

Por otro lado, están capacitados para duplicar casi que cualquier llave, decimos que casi cualquier llave porque hoy en día existen cerraduras con llave incopiables las cuales solo pueden ser duplicadas por la compañía que fabrica dicha cerradura. Pero pueden ayudarte en muchas ocasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *